Cómo limpiar tu suelo laminado ante el COVID 19

Mantener nuestra casa limpia e higienizada siempre ha sido una cuestión importante y ahora con la aparición de nuevos virus como el COVID 19, esta tarea se nos presenta con mayor ahínco si cabe. Esta situación, ha provocado que la limpieza y desinfección de las estancias de la casa más utilizadas, se realice de forma más frecuente y por tanto aparezcan más dudas.

Por ello, vamos a centrarnos en explicar cómo limpiar y desinfectar los suelos laminados ante el COVID 19, sin que estos se vean afectados por el uso inadecuado de productos y/o métodos que dañen el pavimento.

Existen en el mercado gran variedad de productos de uso general indicados para limpieza, siendo el más conocido y utilizado la lejía, que contiene cloro (el agente activo para la desinfección). Sin embargo, el uso de lejía para la desinfección de un suelo laminado FAUS no es adecuado debido a que este producto, tras un uso continuado, genera residuos y además, su poder blanqueante puede provocar que la superficie se estropee o pierda su brillo natural.

En nuestro caso, para una correcta desinfección de nuestro producto, encontramos en el supermercado referencias que no utilizan lejía, pero son igual de eficaces para la desinfección de superficies. Su base principal en su formulación suele ser un alto contenido en alcohol, que es suficiente para una buena limpieza y desinfección y además, no es tan agresivo como la lejía. Como apunte, recordamos que la base principal de los productos que se utilizan para la desinfección de manos para el COVID 19 contiene un alto contenido de alcohol (aproximadamente 70%) para que sea efectivo.

En este caso, a nivel informativo, el Ministerio de Sanidad tiene un listado público de productos comerciales homologados para uso como virucida. De dicho listado, nosotros recomendamos únicamente los productos que contengan alcohol y/o componente biocida, puesto que hay marcas productos que utilizan otro tipo de químicos no adecuados para su aplicación sobre suelos laminados.

 

Forma de Limpieza:

Para que la desinfección sea eficaz, previamente ha de limpiarse la zona con escoba, aspiradora o mopa. Tras ello, podemos proceder a la desinfección de dos formas:

En cuanto al uso de agua con elementos jabonosos, aunque también cuenta con propiedades desinfectantes, no es conveniente para la limpieza de los suelos laminados debido al efecto de “rotura de la tensión superficial del agua” que ejerce el jabón. Este fenómeno puede provocar el hinchamiento de las juntas, problema que se agrava todavía más si no se escurre correctamente la fregona.

 

Y para evitar que los virus que traigamos en los zapatos se cuelen en nuestro hogar, también podemos colocar, como medida preventiva y complementaria, un felpudo específico para desinfección de suelas, que siempre ayudará a reducir la cantidad de bacterias y virus que arrastremos de la calle.

*El tipo de fregona que debemos utilizar es la de microfibra ya acumula menos agua.