Renovar tus muros y mejorar el aislamiento de tu hogar nunca fue tan fácil

 

Renovar tu hogar no solo es algo estético sino también técnico. El usuario deberá tener en cuenta aspectos, como el aislamiento o los suministros eléctricos.

 

¿Necesitas renovar tu casa? ¿Los muros de tu hogar no aíslan bien? ¿Necesitas darle un nuevo aire a las paredes de tu hogar? Quizás sea el momento de buscar una nueva forma de mejorar la eficiencia de tu hogar gracias a un simple gesto decorativo.

Desde hace unos años, los revestimientos de pared se han convertido en una solución fácil, rápida y elegante de solventar problemas de estética al mismo tiempo que de aislamiento térmico que, en muchos hogares supone un gran dolor de cabeza.

Los revestimientos de paredes se componen de distintos materiales, como madera, pladur o PVC, entre otros, y existen en múltiples colores. Gracias a su tratamiento hidrófugo, antihumedad, el propietario podrá darle un nuevo aire a la decoración de su casa, al mismo tiempo que erradica problemas tan importantes como la humedad o las fugas térmicas.

¿Cómo saber si mi hogar no está bien aislado? 

Para saber si un hogar no está bien aislado térmicamente, es importante que el usuario comience a conocer bien su factura de electricidad o gas, a la vez que estudiar la potencia contratada y por último, analizar la cantidad de energía que consume y si esta responde al consumo real del usuario.

En caso de que el consumo de energía no corresponda con el real, el usuario deberá contactar con un especialista para encontrar el problema. En algunas ocasiones puede venir de la misma medición de la energía, por lo que deberá contactar con la empresa distribuidora y comercializadora. Por ejemplo, en caso de vivir en una localidad como Elche, el usuario deberá ponerse en contacto con la comercializadora, que en este caso sería Iberdrola. Esto se puede hacer visitando la oficina de Iberdrola de Elche. También puede hacerlo por teléfono si es más cómodo para el cliente

Revestimientos: Fáciles y rápidos de instalar 

Los nuevos revestimientos de pared son fáciles de instalar, rápidos y elegantes para cualquier tipo de pared o muro, aunque sí es cierto que antes de instalarlos el usuario deberá tener en cuenta el sistema de calefacción y aislamiento para evitar futuros problemas que afecten al revestimiento.

Un hogar con problemas de aislamiento puede ser consecuencia de un defecto en la propia arquitectura y construcción del hogar. Eso se da, por ejemplo, cuando los muros están construidos con materiales bajos en aislamiento.

También puede estar relacionado con los hábitos de los propios inquilinos, es decir, dejar abiertas las ventanas durante las horas de más calor provocando una máxima condensación o más frío provocará un mal aprovechamiento de la energía del hogar.

Es por eso, que los revestimiento juegan un papel importante de soporte frente a este tipo de problemas, ofreciendo una doble capa protectora, al mismo tiempo que una calidez al hogar.

En definitiva, existen muchos aspectos estéticos y técnicos en una reforma que influyen en la eficiencia del hogar. Si tienes dudas sobre cómo realizar la reforma de tu nuevo hogar, puedes consultar el artículo escrito en la web de Facilisimo.