SUELO LAMINADO FAUS AQUA-0, WATERPROOF SURFACE

 

Cada vez es más habitual el uso de pavimentos laminados en espacios con mayor continuidad, integrando en una misma estancia el salón, el comedor y la cocina. Esto provoca que esas zonas reciban la mayor parte del trasiego en una vivienda y por tanto, también requieren de una mayor facilidad de limpieza. Tarea que requiere en algunos casos, de uso de productos disueltos en agua que deben utilizarse para el correcto fregado de la superficie del suelo laminado, como ya tratamos en el anterior post.

Otra situación en la que el agua va a estar en contacto con nuestro suelo es cuando se está pensando en instalarlo en espacios como aseos y baños. Aquí también precisamos de un suelo totalmente resistente a cualquier derrame que pueda presentarse. Es importante en estas zonas, si los derrames son frecuentes, cuidar las juntas perimetrales para evitar que el agua pueda llegar a penetrar y permanecer oculta varios días sin darnos cuenta.

Todos estos inconvenientes pueden evitarse utilizando un suelo resistente al agua, pero no todos lo son.

Hasta no hace mucho tiempo, para garantizar que un suelo laminado se comportaba como resistente al agua en superficie, “waterproof surface”, se recomendaba aplicar un sellador de juntas durante los trabajos de instalación. Esta ha sido la práctica habitual en espacios como los aseos y baños y en las zonas de cocina cercanas a los electrodomésticos.

Actualmente, los fabricantes de primer nivel aplicamos tecnologías que permiten evitar la realización de esos trabajos por parte del personal de montaje ya que, desde los procesos de fabricación se ha trabajado para conseguir suelos más resistentes. De este modo podemos garantizar que los suelos FAUS Aqua-0 pueden ser usados en un entorno doméstico y comercial con completa tranquilidad en cuanto a limpieza y mantenimiento, también en entornos con humedad y derrames accidentales.

 

Características de los suelos waterproof surface:

Para que un suelo pueda decirse que presenta esta singularidad, debe ser fabricado con unos estándares de materiales y procesos que sólo algunos fabricantes pueden garantizar. Pioneros en estas soluciones, desde FAUS en nuestras colecciones Aqua-0, se utilizan:

 

Después de la fabricación de los tableros, en los procesos de laminación se preparan los productos para un montaje sencillo y un correcto embalaje hasta la presentación de las lamas en cajas. Este proceso de mecanizado o machihembrado ha evolucionado desde sus inicios hace más de 20 años.

 

 

En cuanto a normativas, una vez más la tecnología de fabricantes pioneros se ha adelantado a la regulación de clasificación, en la que se está trabajando a nivel comunitario para fijar los estándares de testeo y ensayo de los suelos clasificados como “waterproof surface”.

Ensayos como el de la junta en T que se puede ver en la foto, están en la base del borrador de normativa que se prepara con el fin de clasificar los suelos resistentes al agua.