Suelos de vinilo. Criterios para elegir vinilos flexibles o rígidos

Actualmente los suelos de vinilo son una buena solución para uso en viviendas o locales comerciales. Presentan diseños atractivos con texturas auténticas y detalles híper realistas. Destacando como su característica más importante, la durabilidad y resistencia al agua.

En cuanto a su formato, el producto se presenta en lamas y losetas con colocación adhesiva y en clic.

Además, se trata de un pavimento de PVC; es decir, un revestimiento plástico. Soporta la abrasión, el agua (por lo que es apto para cocinas y baños) y el desgaste (puedes instalarlo en zonas de alto tránsito). Además, es antibacteriano y antiestático.

Roble Angel

 

Nivel de uso

Deberemos adecuar la elección del tipo de lama o loseta a la estancia donde se colocará y su nivel de uso.

Determinaremos si se necesita un suelo que va a verse expuesto a un alto nivel de intensidad (porque se tienen niños pequeños, mascotas, porque es para zonas públicas, espacios concurridos, zonas de paso, etc.) o si se quiere para los dormitorios de una segunda residencia, por ejemplo.

En función del nivel de uso al que se vaya a someter su suelo, tendrá que elegir entre un nivel básico (apto para dormitorios y zonas de poco uso), moderado o intenso (para toda la casa, incluidos la cocina y los cuartos de baño y comercios).

 

La diferencia entre un suelo vinílico para un nivel de uso u otro estriba en la capa superior (o capa de uso), que es la que determina la resistencia del suelo a las pisadas y los roces. A mayor grosor de dicha capa, mayor resistencia:

Método de instalación

Una de las grandes ventajas que tienen los suelos vinílicos es su fácil instalación, en seco y sin obra. Ya se trate de un formato en lamas o en losetas, su colocación puede hacerse de dos maneras:

Vinilo rígido/flexible en click

Dentro de los suelos de vinilo con machihembrado en clic existen diferentes tipos, pero debido a su naturaleza, los podemos agrupar en rígidos y flexibles, atendiendo a las propiedades de los materiales empleados en su composición.

Las lamas o losetas de vinilo flexible requieren un subsuelo con buen acabado de planitud y muy liso, cualquier imperfección con el tiempo se telegrafía. Adicionalmente presentan menor resistencia a la temperatura, bien sea por radiación solar directa o por movimientos de expansión y/o contracción. Por ello necesita un número mayor de juntas de expansión.

Recomendamos por tanto los pavimentos con lamas o losetas de vinilo rígido instaladas en clic. Dentro de esta tipología los conocidos como SPC (Solid Polymer Composite) son los más avanzados del mercado. Se diferencian del resto de suelos vinílicos porque, además de polímeros, están compuestos por carga mineral que les aporta una gran dureza y resistencia.

 

Enumeramos a continuación, las ventajas adicionales de los SPC frente a los suelos vinílicos tradicionales o flexibles: